sábado, 25 de septiembre de 2010


-¿Y tú, porque te enamoraste de mi?
-Yo no escogí enamorarme de ti, pero la primera vez que te besé, nuestros dientes se rozaron por una milésima de segundo, y fue increible, y la hora exacta de ese beso eran las 12:10, y quité la pila del reloj, para que se quedase la hora detenida para siempre, parada, el minuto exacto en que me besaste, esta metido en un reloj, para siempre, y ya nunca sé que hora es, pero me da igual, y desde entonces miro constantemente el reloj... ¿Sabes lo que me gustaria? estar tumbado contigo sobre la hierba mirando la luna esa naranja, que hay algunas noches de verano y que empezara a nevar.




2 comentarios:

  1. me gustan tus textos:) te sigo! pasate por el mio : www.motivaland.blogspot.com

    ResponderEliminar